Midnfulness & Health Coaching

¿Qué es y cómo podemos aplicar Mindfulness a nuestras vidas?

Como seres humanos, solemos transitar nuestra vida buscando encontrar algo que nos dé seguridad y que controle la incertidumbre que nos rodea, pero en el camino sufrimos desilusiones, inestabilidades y pérdidas. La práctica del Mindfulness, o atención plena en español, b. Nos invita a tomar consciencia de que estamos vivos y de nuestro presente, de nuestro aquí y ahora. 

 

Si nos abrimos a las nuevas experiencias sin prejuicios y con total aceptación, podemos poner nuestra atención absoluta en cada una de ellas, para así poder disfrutarlas en su plenitud. Esta práctica nos invita a poner el foco en todo lo increíble que nos rodea, entendiendo que la vida nos regala constantemente momentos que no vuelven a repetirse. 

 

Les compartimos algunos de los beneficios del Mindfulness:

 

  • Reduce el estrés y la ansiedad, mientras que fortalece el sistema inmunológico

  • Aumenta la capacidad de atención

  • Reduce la reactividad emocional y permite tener mayor control de las emociones

  • Refuerza el autoestima y la actitud positiva

  • Trabaja en la inteligencia emocional

 

El Mindfulness nos invita a dejar de querer llegar únicamente a nuestras metas, para más bien disfrutar de todo el camino. Es uno de los pilares para disfrutar de una vida equilibrada, junto con la alimentación saludable y el deporte. Nos ayuda a conectar con nosotros mismos para, así, poder conectar con el mundo. Pero, ¿por dónde empezamos para hacer del Mindfulness un hábito? En primer lugar, necesitamos tener en cuenta que la paciencia y la práctica son dos herramientas claves para esto. Recordemos, también, que cualquier transformación radical comienza por un cambio mucho más pequeño. Por eso, los invitamos a poner en práctica cualquiera de estas opciones (o, mejor aún, ¡todas ellas!). 

 

Algunas formas de introducir la práctica del Mindfulness a nuestra vida diaria:

 

  1. Establecer un día a la semana de Mindfulness. Nuestra mente trabaja constantemente, saltando de un pensamiento a otro. Para que el hábito no sea tan difícil de incorporar, podemos comenzar por elegir un día fijo de la semana para auto-observarnos y ser conscientes de todo pensamiento que nos pase por la cabeza. Cuando notemos que estamos mentalmente en el pasado o en el futuro, simplemente redirijamos toda nuestra atención al momento presente y a lo que sea que estemos haciendo en ese momento (una vez que empiecen a sentir los beneficios de esta práctica, pueden ir incluyéndola gradualmente en los otros días de la semana). 

  2. Aplicar Mindfulness a nuestras actividades cotidianas. También podemos vivir el presente durante nuestras actividades cotidianas, como lo son darnos una ducha, subir las escaleras, o lavar la ropa. Cuando estén haciendo cualquiera de estas actividades, intenten poner toda su atención en ella. Cuando su mente viaje hacia otros lados, conscientemente vuélvanla a traer a la actividad que están llevando a cabo. 

  3. Emplear Mindfulness en los momentos desocupados. En vez de chequear constantemente las redes sociales, o de llamar a un amigo mientras esperamos el colectivo, ¿por qué no aprovechamos los minutos libres que tenemos para disfrutar de todo aquello que nos rodea? Podemos admirar los sonidos, los aromas, las sonrisas de las personas al pasar, mientras que también conectamos con nuestra respiración y con el regalo de estar vivos. 

  4. Escuchar plenamente a los otros. Procuremos estar lo más presente posible en nuestras conversaciones, sin dejar que nuestra mente vuele a otros lados. Escuchemos al otro sin juzgar, sin emitir opinión y con el foco puesto exclusivamente en él. Sus gestos, sus expresiones y su tono de voz nos hablan de su estado emocional, y percibirlos nos ayuda a ser más empáticos y comprensivos. Respondamos, también, desde el corazón, agradeciendo el regalo que nos brinda el otro en cada charla: su tiempo. 

  5. Hacer una pausa para respirar en algún momento del día. ¿A qué nos referimos con esto? A realizar una pequeña meditación: siéntense en una posición cómoda, cierren los ojos y lleven toda su atención al proceso de respirar, de inhalar y exhalar. Cuando su mente se distraiga, vuelvan a llevarla a su respiración. Hacer este ejercicio diariamente durante cinco o diez minutos es suficiente para que podamos identificar rápidamente que nuestros pensamientos son algo separado de nuestro ser, y que se pueden observar y dirigir. 

 

A través de estas opciones, los invitamos a abrazar el presente y a empezar a disfrutar más del aquí y ahora. Aplicar diariamente Mindfulness a nuestras vidas nos ayuda a lograr metas personales y profesionales, viviéndolas plena y conscientemente durante todo el trayecto hasta alcanzarlas. 

Leer más

Liderazgo

Se necesitan más líderes empáticos 

Trust Building

Del Team Building al Trust Building

Redefinición de carrera

Nunca es tarde para redefinir nuestra carrera profesional

Suscribite a nuestro newsletter

Enterate de los nuevos programas, noticias, podcast, entrevistas y eventos.

Chingolo 480, Tigre

+54 11 4897 6350

Buenos Aires, Argentina