Planeamiento

El trabajo en equipo empieza por su armado

Cuando se trabaja verdaderamente en equipo, la suma de los talentos potencia exponencialmente los resultados que se obtienen. Es por eso que un equipo de personas es capaz de lograr objetivos más altos, y que un éxito sostenible incluye equipos diversos y ágiles trabajando por un objetivo común.

 

Para construir un gran equipo de trabajo, primero necesitamos ser conscientes de nuestras limitaciones. En puestos de liderazgo, rodearnos de personas más inteligentes que nosotros es siempre una buena estrategia. Si evitamos caer en la trampa de buscar ser la persona más brillante del lugar, contribuiremos en gran medida a armar un equipo exitoso.  

 

Procuremos elegir a los miembros de nuestro equipo por las habilidades y talentos que aportan. Los equipos diversos reconocen las diferencias entre sus integrantes y se desafían los supuestos mutuamente. Por eso, construir nuestro equipo en base a su diversidad ayuda a que puedan desarrollar nuevas habilidades, ya que cada colaborador trae consigo experiencias de otras disciplinas relacionadas. De esta manera, enriquecen sus contribuciones al proyecto, y si otros colaboradores quieren expandir sus conocimientos, lo pueden hacer a través del ejemplo del trabajo de cada uno. A su vez, pueden retribuir enseñando a otros lo que han aprendido. Todos aprendemos mejor enseñando; de esta manera se arman equipos diversos a través de círculos virtuosos de aprendizaje.

 

Un equipo siempre se desempeña mejor cuando tiene un objetivo claro por delante. Como líderes, somos responsables de establecer esas metas y de asegurarnos de que todos nuestros colaboradores las comprendan. A su vez, el acto de alcanzar cualquier meta que hayamos establecido requiere de un gran trabajo. Por eso, nunca olvidemos agradecer a nuestro equipo por su esfuerzo, y siempre celebremos los logros. Es una gran forma de demostrar aprecio hacia nuestros colaboradores y su trabajo. El simple hecho de agradecer es uno de los componentes más importantes del trabajo en equipo; recordemos hacerlo lo más seguido posible. Como líderes, establecemos una buena parte del entorno de trabajo, y ayudar a nuestro equipo a disfrutar de lo que están haciendo contribuye a desarrollar sus mejores versiones.

 

Aprender a formar equipos ágiles y diversos nos permite alcanzar resultados con un total mucho mayor que la suma de sus partes. En definitiva, a lo largo de nuestro desarrollo profesional la sensación de formar parte de un gran equipo es muy gratificante. 

Leer más

Liderazgo

Se necesitan más líderes empáticos 

Trust Building

Del Team Building al Trust Building

Redefinición de carrera

Nunca es tarde para redefinir nuestra carrera profesional